Pages

Monday, September 12, 2011

Paul Krugman opina sobre la conmemoración de Septiembre 11, 2001

No en su columna bisemanal sino en su blog "La conciencia de un liberal", Krugman dice lo que muchos pensamos pero no sabemos como decir o -lo que es peor- no nos atrevemos a decir. Aquí su post:

Los años de la vergüenza 
¿Soy yo o las conmemoraciones del 9/11 han tenido un tono apagado?
En realidad, no creo que sea yo y no es tan extraño.
Lo que ocurrió después del 9/11 -y creo que incluso la gente de la derecha lo sabe, tanto si lo admite como si no- fue muy vergonzoso. La atrocidad debería haber sido un acontecimiento unificador pero se convirtió en un tema divisivo. Falsos héroes como Bernie Kerik, Rudy Giuliani, y, sí, George W. Bush se apresuraron a sacar provecho del horror. Y luego el ataque fue utilizado para justificar una guerra sin relación con los hechos pero que los neoconservadores querían desatar por razones equivocadas.
Mucha gente se portó mal. ¿Cuántos de nuestros expertos profesionales - personas que entendieron  muy bien lo que estaba sucediendo – tomaron el camino más fácil, el de hacer la vista gorda a la corrupción y darle su apoyo a los que se aprovecharon del atroz atentado?
El recuerdo del 9/11 ha sido irrevocablemente contaminado, se ha convertido en un motivo de vergüenza. Y en su corazón la nación lo sabe.
©2011 The New York Times Company
Quien piense que alguno de esos "expertos profesionales" a que alude Krugman seguramente salió a criticarlo -y hasta a insultarlo- está en lo cierto. Aquí y aquí hay ejemplos.

2 comments:

Daniel Mancuso said...

qué bien este Krugman, qué honestidad intelectual y moral... saludos

Comandante Cansado said...

Eddie, contá qué onda el plan de Obama de aumentar los impuestos a los más ricos. Un abrazo.