Pages

Wednesday, July 20, 2011

TOCAMOS TECHO (III): Default, paredón y después...

Zachary Goldfarb, corresponsal del Washington Post en la Casa Blanca, ha tenido la cortesía de calcular que pasaría el próximo 3 de agosto si no se levanta el techo de la deuda que supimos conseguir (que es una nadería, como quien dice: 14.3 billones –catorce billones trescientos mil millones de dólares) y la Administración entra en default.
Tomo a continuación algunos pasajes de su artículo (*)
Dice Goldfarb: “el 3 de agosto Obama tendrá que elegir una serie de extraordinariamente difíciles opciones sobre que pagar y que no pagar. Ese día no habrá más ahorros y el Presidente sólo tendrá la recaudación del día para pagar las cuentas. No será suficiente; de hecho, se quedará 134 mil millones corto.
Decidiendo que pagar, Obama tendrá para elegir entre los cheques del Seguro Social, los salarios de las Fuerzas Armadas, el seguro de desempleo, y muchos otros programas.
Pero para proteger el crédito de la Nación tendrá que balancear esas prioridades con el imperativo de pagarles a los tenedores de los bonos del gobierno, que van desde los fondos de pensión al gobierno de China.
De acuerdo al análisis del Bipartisan Policy Center, el gobierno tendrá que cortar inmediatamente el 44% de los gastos. Podría pagar el Seguro Social, Medicare, Medicaid, seguro de desempleo. También a las bonistas y a los contratistas de defensa.
Pero entonces dejaría de pagar a los empleados federales, miembros de las FF.AA., los tribunales, seguridad y programas nucleares, entre otros.  
El 3 de agosto se recaudarán 12 mil millones en impuestos pero hay que pagar… 32 mil millones, incluyendo más de 25 millones de cheques para jubilados e inválidos a un costo de 23 mil millones.
Obama podría decidir pagar sólo la mitad de los cheques de los jubilados e ignorar otros vencimientos de ese día, que incluyen 5 mil millones en salarios federales y 1.4 mil millones para los contratistas de defensa.
O, en vez de a los jubilados puede pagarles a los bonistas. O...
El 4 de agosto será más difícil: se recaudarán 4 mil millones pero los vencimientos serán por 10 mil millones más los bonos del Tesoro por cien mil millones que hay que rescatar ese día. Y HAY QUE RESCATARLOS porque si no, para colocar más, habrá que ofrecer intereses más altos. Y eso subiría todos los intereses a lo largo y ancho de la economía.
¿Qué tal?
Flor de quilombo, ¿no?
(Mayúsculas mías)

(*) El artículo completo está aquí:

3 comments:

Adal El Hippie Viejo said...

si se hace de noche allí creo que muchos viviremos en tinieblas

un abrazo Eddie

Adal

Fernando said...

Eddie,

Primero gracias por tus artículos que son muy interesantes.

Te hago una pregunta vos que andás por allá, leí en algún blog que esto de superar el límite de deuda ya pasó con Clinton y que "cerró el gobierno" por unos días, es correcto esto?

Saludos

Marmaduke/Eddie/Matt said...

Gracias por tu elogio, Fernando.
Lo del cierre del gobierno bajo Clinton en 1995/6 fue algo diferente a lo de ahora. El Congreso -mayoría republicana- se negaba a aprobar el Presupuesto que Clinton quería; mandó otro que Clinton vetó dos veces. Justamente, como no tenía Presupuesto, el Presidente decidió -para no incurrir en una deuda no contemplada- cerrar el Gobierno para paralizar el gasto pero todos los vencimientos se siguieron pagando. (No cerró el Gobierno un carajo: en realidad sólo clausuró algunos museos por unos días y mandó algunos empleados federales a casa). Pero el gesto le sirvió para dejar a los republicanos en ridículo, como niñitos tercos y asegurarse su reelección al año siguiente.
Eddie