Pages

Thursday, January 26, 2012

UN JUDÍO "MESHUGUENE" EN ATLANTA (NO, NO HABLO DE MI)

Hablo de un señor llamado Andrew Adler, propietario y director del “Atlanta Jewish Times”, un semanario de la comunidad judía de esta ciudad donde vivo.
En un editorial que publicó el 13 de enero desarrolló la siguiente idea: si las autoridades de Israel se enteran que es inminente un ataque de Irán deben hacer tres cosas:
1) ordenar un ataque preventivo contra Hamas y Hezbollah.
2) ordenar –a como de lugar- la destrucción de las instalaciones nucleares iraníes.
3) Benjamin Netanyahu, el gobernante actual de Israel, debe ordenarle al Mossad que asesine… al presidente de los Estados Unidos.
Mr. Adler, que sin duda alguna creyó exponer una brillante idea, también sin dudas debe ser considerado como un enemigo de la Humanidad, un tipo sin la más mínima decencia.
Textualmente escribió:
“dar el visto bueno a los agentes del Mossad basados en los Estados Unidos para que eliminen a un presidente considerado hostil a Israel para que el actual vicepresidente ocupe su lugar, y declare enérgicamente que la política de Estados Unidos incluye ayudar al Estado judío a destruir a sus enemigos”
Afortunadamente no todos los judíos somos y pensamos como el señor Adler. La Federación Judía de Atlanta publicó un comunicado donde dice:
“La Federación Judía del Gran Atlanta condena la columna editorial publicada el 13 de enero en el “Atlanta Jewish Times” por su editor Andrew Adler. La idea de atentar contra la vida del Presidente de los Estados Unidos es aborrecible y las observaciones de Adler son irresponsables (…), el daño cometido contra el pueblo de Israel, contra los judíos de todo el mundo y especialmente contra la Comunidad Judía de Atlanta es irreparable”.
El señor Adler renunció como director del “Atlanta Jewish Times", lo cual no arregla mucho las cosas porque, como mencioné, él es también el dueño. Por eso –y no sé si para apagar la ira despertada o qué- también anunció que ponía inmediatamente la publicación a la venta y que la cerraría de no encontrar comprador.
Al margen de la posición que uno pueda tener respecto al problema entre israelíes y palestinos (yo, personalmente, me opongo a la ocupación de los territorios palestinos y creo que el menor de los males –y digo así porque creo, lamentablemente, que una “buena” solución es una utopía inalcanzable- es la existencia de dos estados que convivan en paz dentro de fronteras seguras e internacionalmente respetadas) confieso que tipos como Andrew Adler me confunden, me dan asco, me dan miedo, me avergüenzan y me irritan. A mi me enseñaron que si algún atributo no le puede faltar a un judío si aspira a ser considerado como un semejante es un sentido mínimo de la decencia. Si tantos inocentes han sufrido crueles persecuciones a lo largo de los siglos nada más por ser judíos, creo que le debemos a la Humanidad el testimonio de no tratar a los demás como algunos nos trataron a nosotros. 
POSTDATA: Una cosa se le olvidó al señor Adler: que en este país las incitaciones al magnicidio se toman muy en serio (aprendieron algo después de unos cuantos presidentes asesinados). El Servicio Secreto (la custodia personal del Presidente) anunció que está investigando al señor Adler y que lo considera "persona de interés". 

1 comment:

profemarcos said...

Aha... Parece que el problema es el posible asesinato del presidente de usa a manos del mossad y no las decenas de asesinatos de científicos justificados por "seguridad nacional"...